La transformación e innovación del Retail sigue siendo una de las prioridades clave dentro de las agendas de los directivos del sector. 

En concreto, la búsqueda de fórmulas que ayuden a las marcas de moda en el proceso de cambio a la que está sometida toda la cadena de valor pasa, entre otras, por observación activa de lo que ocurre en otros sectores o segmentos de las industrias. 

La transición digital es un fenómeno global y generalizado hoy en día, por tanto el aprendizaje ha de diversificarse y mirar más allá de las fronteras del propio Fashion Retail.

Uno de los sectores que más está creciendo en los últimos años es el sector de perfumería y cosmética. Es una industria ‘hermana’ de la moda puesto que se inscribe dentro de la categoría de estilo de vida. 

De hecho, muchas marcas de moda han ido integrando esa categoría de producto dentro de su oferta. En los últimos años, ya sea a través de perfumería, productos de cuidado corporal o el make up, es una fuente adicional de ingresos y como palanca para atraer al consumidor.

En términos económicos, el sector de perfumería y cosmética a nivel global crece a un imparable ritmo medio de 5% de crecimiento anual. En España, el consumo de productos del sector aumenta desde hace cuatro años a un estable 2% anual llegando a alcanzar el año pasado 6.954 millones de euros. 

De forma adicional, cabe destacar que España se ha posicionado como el quinto mercado europeo de productos de belleza. Esto supone un consumo anual de 150 euros per cápita por encima de la media europea que está registrada en 137 euros anuales. 

¿Cuáles son las claves del crecimiento del sector y qué aprendizajes puede sacar la moda de los retailers de belleza? Repasamos el hat-trick de la industria de cosmética y perfumería.

  • El juego de la demanda y el ‘big beauty data’

No solo está cambiando el consumo de productos de belleza y cosmética, sino que lo hace sobre todo el consumidor que pone una mayor atención hacia el cuidado y el bienestar. 

Además, las marcas del sector de cosmética y perfumería están siendo muy activas en el proceso de conocimiento de su cliente. Apuestan por estrategias digitales y basadas en la tecnología – Big Data y Analytics – para crear una radiografía precisa y dinámica del consumidor de belleza. El objetivo es responder a sus necesidades con productos y servicios que se ajusten a la demanda. 

En este sentido la industria de la belleza destaca como analista muy activa de los milenials (target que comparte con la moda). Se recurre a tecnologías de análisis de datos y el análisis predictivo para ajustar la demanda al tiempo que juega con el stock. 

Asimismo, el sector de belleza cuenta con muchos ejemplos marcas que se apoyan en la estrategia de la escasez para generar un mayor engagement e interés de los consumidores.

  • El punto de venta como clave para generar la experiencia del cliente memorable

A pesar de que el e-commerce avanza de forma imparable y en belleza, el punto de venta físico sigue siendo esencial a la hora de generar experiencia de cliente memorable y conocer aún más al consumidor

Dentro del Beauty Retail existen numerosos ejemplos de buenas praxis de tiendas convertidas en verdaderos templos experienciales donde el cliente puede testar el producto. Además son focos donde obtener información a través de asistentes de venta muy especializados que actúan como beauty advisers y vivir una customer journey de valor

Aquí, las tecnologías combinadas con la asistencia de venta personalizada crean la base de éxito de beauty retail. Conocer, probar y jugar con el producto es la punta de iceberg de enormes avances tecnológicos. Algunos de ellos son la gestión de stocks, de análisis predictivo, que brindan siempre una ventaja competitiva en términos de la experiencia del cliente.

  • Innovación en producto y en propuesta de valor de marca

De forma paralela a lo anterior y muy estrechamente relacionado con la transformación de los hábitos de consumo, el sector de beauty está reinventando su propuesta de valor

En los últimos años han aparecido muchas marcas indie con innovadoras ideas dentro de todas las categorías del segmento beauty. Desde make up hasta cuidado personal muy ligadas a la evolución de los gustos de los consumidores

Diversificación en producto, líneas de cosmética natural u orgánica y personalización son los tres grandes atributos ligados a la innovación del sector. Está continuamente observando el contexto y conociendo al consumidor con el fin de mejorar sus estrategias de aproximación al potencial cliente.

En resumen, la industria de cosmética y belleza es un interesante ejemplo a seguir y tomar como fuente de inspiración estratégica para la moda. No solo por la proximidad del consumidor, que comparte motivaciones en cuanto al estilo de vida. También por la apuesta estratégica de belleza por herramientas y tácticas que ayuden en su crecimiento y cambio.

  •  

Si quieres mayor información de como Analyticalways te puede ayudar déjanos tus datos y uno de nuestros asesores se pondrá en contacto[gravityform id=»1″ title=»false» description=»false» tabindex=»100″]